The Beigeness (El tema de hoy)

 

El Directo en Tiny Desk (Abriendo con “Ballad of a Hero”)

 

¡Ni un domingo sin su disco!

¿Qué tal estás? Espero que fenomenal y con ganas de lo que vamos a escuchar hoy porque es poesía. Literalmente, y por eso estoy un poco nervioso de presentaros a una de las autoras actuales que más admiro: Kate Tempest.

Os poco este tema “The Beigeness”, del disco nominado al Mercury en el 2014 “Everybody Down”, que también fue su primer disco en solitario.

¿Y quién es esta Kate Tempest? Bueno, como puedes escuchar, este tema suena a hip hop, y eso es lo que hace esta poetisa: escribe y se te mete en el pecho con su poesía. Hay veces que me ha golpeado con sus letras y me ha hecho hasta llorar, luego te pongo un vídeo con ella recitando uno de sus poemas… ya me contarás.

Mientras tanto te pongo en antecedentes: Tempest tiene 36 años y con esta edad ya tiene 2 discos con nominaciones al Mercury Prize (mejor álbum del año en Reino Unido e Irlanda, que este año se ha llevado Kiwanuka con su tercer álbum, por cierto), lo cual ya es una burrada en sí, pero es que además ha tenido tiempo para:

Sacar 6 poemarios, 4 discos, 3 obras de teatro, 2 libros, y ser ganadora más joven en recibir el premio Ted Hughes a la innovación en la poesía por su actuación “spoken word” de casi una hora del poema “Brand new ancients”.

Ah, sí, también forma parte de la Royal Society of Literature…

Con gente así, hay veces que me pregunto ¡¿pero qué he hecho yo con mi vida?!. Pues descubrir a gente que te inspira tantísimo como ella, que ya es algo maravilloso y me trajo el recuerdo del documental “Barbara Rubin & the Exploding NY underground”, creo creo que sigue en Filmin y recomiendo a todo, en el que en una parte del documental estás viendo a Allen Ginsberg declamando poemas en un teatro repleto y es maravilloso, por cierto puedes escucharlo declamando su poema “Howl” en youtube..

Ah, la maravillosa portada de este disco es una fotografía montada y fotografiada por Dav Stewart & Luke Eastop y la ha elegido la Portrait Gallery de Londres como foto para exposición “Picture de Poet”

Y ya para cerrar, a fecha de hoy si entras en la web de Kae Tempest, te indica que ahora su pronombre es “they/them” en vez de “she/her”. Y por eso encontrarás su último libro firmado como tal: Kae Tempest.

¡Ni un domingo sin su disco!

Hoy vamos a disfrutar. A bailar. A ser felices, a mantener una sonrisa mientras escuchamos este temazo de Jamiroquai y movemos el cucu sin miedo a que nadie nos diga nada.

Porque ya toca recordar que de vez en cuando también hay que disfrutar y ser felices “porque yo lo valgo”.

Así que he decidido en borrar tanta sobreexposición al mundo real y evadirme con la banda de Mr. Jason Kay aka J.K, una de mis bandas favoritas de los 90s-2000s y este su primer disco “Emergency on planet earth”. Fíjate, han pasado casi 30 años y las letras siguen siendo válidas así que… ¡carpe diem!

El caso es que es un disco un tanto raro porque tiene ese Groove funk tan maravillosamente setentero que te hace mover como mínimo la cabeza, mientras las letras te hablan de pobreza, deforestación, contaminación…

La verdad es que cuando salió en el 93 me pilló casi tan inocente como el propio J.K. (él tenía 24 años, y yo unos cuantos menos ;), así que las letras y ese bajo maravilloso de Stuart Zender llegaron a lo más profundo de mi ser.

A eso hay que unirle el sonido del didgeridoo con el que se abre el disco. Un sonido completamente nuevo y mágico para mis oídos, y luego que te contaban que parte del nombre del grupo es un guiño al nombre de un pueblo nativo americano los “iroquois” que fueron aniquilados en la conquista del oeste + “jam”, que ya hablamos en alguno de los discos de jazz, que es “improvisación”… Todo un mundo nuevo por descubrir y del que aprender.

En esta época me pirraban también el grupo Incognito (tengo que ponero algo de ellos), 4hero –de los que ya hemos hablado-, y un millón de bandas más. De echo en esa época mezclaba de todo en mis oídos: el acid jazz, funk, heavy, grunge, electrónica, rock español, britpop, acid house, hard rock…

Y, de repente, aparece Jamiriquai, con esa tipografía, con ese icono del “hombre búfalo”, las letras, la estética… Aunque he de reconocer que nunca entendí lo de sus zapatillas. ¿Por qué las llevaba tan finas?. De echo eran las Adidas gazelle, sí esas que otra vez están o estaban de moda, porque han vuelto los 90s. Esas que llevaba Noel Gallagher de Oasis, o los mismísimos Beastie Boys.

Y luego dentro del disco tienes los temas instrumentales como el “Music of the mind” cuyo nombre se parece muchísimo al disco de Steve Wonder “Music of my mind” del 72, con el que comparte tanto Groove… O la parte intermedia del tema “Too Young to die” que me sigue poniendo los pelos de punta y no puedo remediar el ponerme a cantarla – junto con sus partes de vientos- como un gallo desgañitado jajaja

Bueno, que ha sido un “remember” en toda regla, disculpad las batallitas, pero es que este grupo me enamora…  ¿recuerdas la primera vez que lo escuchaste?… Bueno, espero que te guste, y que disfrutes de la playlist! .

¡Feliz domingo!

Las invitaciones de Jonathan Bree y este tema: Las invitaciones de boda de verano

¡Ni un domingo sin su disco!

¿Rebequita o abrigo? Menudos días estamos pasando. Uno no sabe si abrigarse mucho, si poco, si nada… Es un momento perfecto para coger un resfriado y al mismo tiempo, el peor de los momentos.

Bueno, yo por si acaso creo que voy a hacer como nuestro protagonista de hoy y me voy a enmascarar entero para evitar coger tanto frío, ni contagiar a nadie, que hay que cuidarse mucho.

Hoy vamos con este disco del neozelandés Jonathan Bree, que tiene una portada maravillosa y un sonido que algunos describen como un Disney Oscuro.

El disco es el Sleepwalking de 2018 y el tema es “Say you love me too”.

El bueno de Bree es un crooner en toda regla pero con un sonido propio, lo que le hace ser original y alejado de esos “nuevos crooners” que tanto gustan a los medios.

No es Tony Benett, Bing Crosby ni el Bobby Darin de “beyond the sea”, es seguramente más un chamber-pop, aunque hay momentos en los que piensas que podría ser una evolución natural de los mismos crooners, tirando al lado oscurillo y popero, eso es verdad.

Bree está enamorado de la música desde los 8 años más o menos, cuando vio el vídeo Take on Me de A-ha (a quién no le ha enamorado ese vídeo… madre mía). Luego a los 10 años, un primo suyo que tocaba en el grupo indie pop The Nude Suits, le hizo escuchar al grupo Modern Lovers y eso le llevó a querer aprender a tocar la batería… Después de 2 años, a los 12, ya estaba tocando con su primo en el grupo en el que estaba entonces “The plaster Saints”.

Pasaron los años y conoció a Heather Mansfield en un directo en el que cada uno tocaba con su banda, y de ahí surgió el grupo The Brunettes allá por el 98. Un grupo de música inspirado en las bandas pop de mujeres de los 60s y algo del punk setentero.

Hay temas que me recuerdan mucho a los principios de Belle &Sebastian, sobre todo cuando canta “Princess Chelsea”

Al tiempo que estaba el bueno de Jonathan con este proyecto, creó el sello Lil’ Chief Records junto con Scott Mannion, donde han creado una comunidad de músicos en la que unos salen y tocan en los discos de los otros, se apoyan a la hora de componer, arreglar y crear letras.

He de reconocer que este disco me entró por los ojos. Vi la portada con la foto de de Bree enmascarado que le sacó Adam Custins y pensé “por favor, que el disco esté genial, porque lo quiero para mi sección de “retratos””. Y después de escucharlo, no solo tenía que tenerlo por la portada, sino por todo lo que llevaba dentro.

Así que espero que a ti te haya gustado y que disfrutes de este tipo de sonidos y ambiente. De este cantautor, productor y compositor que se llama Jonathan Bree.

Las invitaciones de Jonathan Bree y este tema: Las invitaciones de boda urbanas: elegantes y minimal

¡Ni un domingo sin su disco!

Bueno, pues ya pasaron las navidades, Filomena y ahora estamos aún con las rebajas, pero al menos todo controlado y con las aceras limpias para poder salir a andar un rato, que no sé el tiempo que vamos a tener para poder seguir saliendo a la calle tal y como nos estamos portando con el virus…

Así, que vamos a aprovechar, y antes de salir a que nos dé el aire, hoy vamos a hablar de una maravillosa cellista que se llama Anne Müller.

Lo que estás escuchando es un tema que se llama “Walzer für Robert” y que solo puedes encontrar en esta cajita tan absolutamente maravillosa que se publicó en el 2012 con el nombre “Erased Tapes Collection V” (luego hablamos más de ella)

¿Y quién Anne Müller? Pues es una cellista berlinesa con estudios clásicos de música, y que a lo mejor has escuchado antes sin saber siquiera que era ella, porque ha hecho más de 60 colaboraciones con distintos artistas:

Ha sido cellista la de los discos de Agnes Obel “Aventine” & “Philharmonics”(de quien ya hemos hablado).

Es la cellista de la banda sonora de la película “Victoria” (peliculón rodado en Berlín en plano secuencia de 140 minutos y que le valió a nuestra Laia Acosta el premio “Lola” –como nuestros premios Goya Alemanes-). La banda sonora correo a cargo del maravilloso pianista y compositor contemporáneo Nils Frahm con quien también publicó el disco 7fingers

Ha trabajado con Ólafur Arnalds, Rauelsson, Markus Sieber y ha co-creado el proyecto “Solo collective” con el violinista Alex Stolze y el pianista/Artista Sebastian Reynolds, con quienes ha sacado 2 discos “Solo Colective Part One” (2017) y ”Solo Collective part two” (2019).

Si buscas en discogs, tiene hasta la fecha más de 80 colaboraciones (vamos, que no para). Y no, no es la cellista de la banda sonora de “Joker” ni de la serie “Chernobyl”, esa es la islandesa Hildur Guðnadóttir (de la que hablaremos yo creo que este año)…

Anne publicó el año pasado su primer disco “Heliopause”, del que en algún momento os hablaré también…

El tema que estamos escuchando pertenece al box set de quinto aniversario que sacaron los del estupendísimo sello londinense “Erased Tapes”.

Esta cajita incluye en los 5 discos de 7”, 10 temas exclusivos de los artistas con los que habían publicado discos por entonces –incluyendo a Peter Broderic, Kiasmos, World’s End Girlfriend…-, y que fue diseñado y producido por el estudio Feld, donde encontramos impreso en letterpress en negro sobre cartón negro el logo del sello, empleando un papel de unos 600gr, que se ha doblado y montado a mano.

Es uno de esos trabajos que dices “¡ojalá me llegue un día un encargo así!”

Vamos, que ha sido un regalo de reyes maravilloso y que por eso hoy tenía que compartirlo contigo, porque estoy emocionado y felicísimo de tenerlo.

Ah! y Anne Müller sería perfecta para las invitaciones de boda Toscana con esa letra tan tradicional que combina con el sonido de Müller en una catedral.. ¿No te parece?

¡Ni un domingo sin su disco!

¿Cómo te ha tratado la semana? Espero que bien, aunque con este frío y esta nieve perpetua que se nos ha quedado en Madrid, la verdad es que no daban muchas ganas de salir a la calle, pero por lo demás, todo bien.

Y para calentar un poquito los corazones hoy vamos a escuchar a mi amadísimo Richar Swift y este “As I go”, que te alegra los oídos en cualquier sitio y cualquier momento.

El tema forma parte de esta recopilación “The Richard Swift Collection Vol. 1” que sacó el fantastiquísimo sello Secretly Canadian en 2005 de los dos primeros mini discos que el mismo Swift habría grabado, producido, interpretado, compuesto y tocado casi todos los instrumentos.

El disco –originalmente en doble CD- me lo presentó Jesús, de la maravillosa tienda Radio City Discos –cerrada hace un año-, gracias a la que creo que tuve una evolución musical llena de maravillosos descubrimientos a los que Jesús me atraía la atención. Qué importante es tener un buen gurú musical… ¡lo que uno aprende!

Volviendo a Swift, ha hecho de todo en el mundo musical. Ha sido miembro de tour de bandas como Wilco, The Black Keys, formado parte de The Shins, The Arcs, sacado disco con Damien Jurado, productor de Foxygen o The Mynabirds.

En una entrevista dijo que algunas de sus técnicas de producción las sacó de ver las fotografías del interior de discos de los Beatles o Sly & The Family Stone etc y ver dónde ponían los micrófonos para grabar los instrumentos. ¿Será verdad? Sea como fuere, está claro que para alguien tan creativo, la observación es uno de los requerimientos indispensables para sacar adelante todo su talento, así que todo puede ser.

Y es que Swift – nacido con el nombre de Ricardo Ochoa- era un multiinstrumentista y compositor, además de productor, fotógrafo, director de cortos e ilustrador. Casi un hombre renacentista con un talento inmenso que se nos fue demasiado pronto, en el 2018 a los 41 años, pero su estudio “National Freedom” sigue en pie y tenemos sus discos, y grabaciones, por lo que, como leí en una entrevista hace unos años “Rich se ha ido, pero su sonido vive con nosotros”.

Espero que su música te alegre el día y con el directo de lo hayas pasado genial.

Y qué invitaciones creo que pegarían con este tema y este espíritu: las invitaciones de boda verano, sin lugar a dudas.

¿Te ayudamos con tu boda?

Y recuerda que somos una tienda especializada en invitaciones de boda, por lo que puedes elegir invitaciones de boda civil, minutas de boda… ¿Te casas y estás buscando tus invitaciones de boda en Madrid? Pues podemos echarte una mano sin problema, y también a escribir tu textos para invitaciones de boda

Estamos aquí para ayudarte, ojalá lo hagamos con la música para tu boda y con todos los temas que necesites en tu gran día!

Even if you nedd help with your wedding invitations we can help you with your invitaciones de boda en inglés.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúas navegando, aceptas el uso de las cookies.
Ver Cookies
X
¡Taller de acuarela Online en Directo 13/03/21!
¡ME APUNTO!
close-image